¿Por dónde empezar?

Cuando querés empezar a poner orden en tu casa, esta puede ser una pregunta que te agobie y hasta te paralice.


Acá te dejo algunos piques.


1. Todo a la vez no. Es muy fácil entreverarse si uno trata de hacer todo de una vez. Mejor hacerlo por partes. El ropero, el cuarto, etc. Un consejo: empezá por la ropa.


2. Prioriza. El criterio para priorizar las es algo delicado pero es algo importante. Es una búsqueda en sí.


3. Empezar por lo más fácil, así vas agarrando práctica y después lo más difícil se va volviendo más fácil. Sin trampas al solitario, fácil pero no re-fácil. Que sea desafiante y alcanzable.


4. Sacá TODO. Si, TODO. Arriba de la cama puede ser un buen lugar. También extender una manta en el piso (depende de tu edad y del estado de tu cintura J). Sacar todo tiene muchos beneficios, entre ellos vas a ver realmente TOODO lo que tenés. Y te vas a llevar una sorpresa. Si no te sorprendes contamelo, por favor.


5. Con lo que no sabes que hacer: prepárate 2 o 3 bolsas grandes con etiquetas: REGALAR – VENDER – DUDA


6. Separá por categorías. Hacela fácil: partes de arriba, partes de abajo (de los zapatos, carteras y accesorios te ocupás otro día).


7. Conectá con cada prenda. Tocala, fíjate que sentís. Te querés quedar con ella? Sentís que es el momento de dejarla ir? Tenés dudas? Y a medida que vas haciendo el test de sentir que querés hacer con esa prenda la vas dejando en una de las bolsas o arriba de tu cama si tu decisión es conservarla.


8. Hecha la selección… a GUARDAR.


9. Pero primero tomate unos minutos para limpiar estantes, cajones, perchero.


10. Separá lo que vas a colgar de lo que vas a doblar.


11. Colgá y guardá


12. Doblá y guardá


13. Observá el resultado.


14. DISFRUTÁ y DESCANSÁ.



17 vistas

Contacto:

mariaselva.echague@gmail.com

Tel: (+598) 099 061 847

  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram